jueves, 22 de diciembre de 2011

PRIMAVERA HOY, OTOÑO AYER

En la soledad de la noche mi alma
se vacía de ti y se llena de mi.
Me quedo sola y me gusta
dejarme llevar por este torbellino de sensaciones
que me arrolla y me revuelca.

Las noches de primavera aquí
son tan especiales como lo son
las tardes de otoño allí.

Primavera, llena de dulces aromas
y cálida luz, me traes aires
de nuevos días y placeres desconocidos;
Otoño, de sonidos tranquilos y colores mojados,
me traes cada año recuerdos remotos
de amores eternos.

Las sábanas suaves y frescas se arrugan
entorno a las curvas de mi silueta,
son como tu cuerpo que se amolda al mio
para formar mi lugar en el mundo.

Cuando estás aquí
extraño la soledad necesaria
para extrañarte,
cuando no estás
me sobra silencio, me falta
la humedad de tu voz y el sonido
de la vida latiendo en lo mas profundo de ti.

Te busqué en mil ojos
y sobre todo en cien labios
desde el  mismo momento en que te conocí,
y nunca me dijiste:
"Soy yo. Sigo aquí. Ven".

Y me mirabas de lejos,
temeroso y ansioso por oírme decir:
"Ven. Sigo aquí. Soy yo."

Y ahora me da miedo tenerte.

Nunca habías sido tan mío
a pesar de no haber sido nunca de nadie mas;
jamás me entregué tanto
a pesar de que te di todo mi yo
en el primer suspiro
de aquel otoño lejano.

Y ahora no se como equivocarme
para que nada salga mal...

Sevilla, 28 de abril de 2002.... aunque podría haberlo escrito anoche...




2 comentarios:

Juliet dijo...

feliz añoooooo!:)
un beso guapisima!!
MUAAA

Virlanda dijo...

¡¡¡feliz año!!! espero que hayas tenido una navidad mágica y maravillosa!!!!un beso encanto!