jueves, 15 de diciembre de 2011

EL FINAL


 Cuando abrió los ojos no supo que hacer. Había creído que con olvidar unos minutos todo acabaría. Pero la tenue luz que entraba por la ventana deslumbró sus cansados ojos, se sentía tan débil que creyó que un suave ruido bastaría para destruirlo. Cuando hablaba su voz resonaba en su cuerpo y se oía  si mismo como si estuviera en mitad de un gran desfiladero, uno de esos de los que el profesor de geología se empeñaba en explicarles con vídeos y mas vídeos. Intentó ponerse en pie pero no lo consiguió, sus piernas, enclenques y raquíticas no eran capaces de sujetar su cuerpo. Se miró a los pies y creyó ver algo deforme y tan grandes que no podía creer que fueran sus propios pies. A duras penas consiguió levantarse apoyando todo su peso sobre el cabezal de la cama. Y entonces no pudo creer lo que vio, una gran espejo ovalado le devolvió su imagen. Un ser escuálido, encogido, tembloroso, pálido lo miraba con los ojos desorbitados en sus grandes cuencas.  Debería ver la imagen de un joven de 18 años fuerte, sano, de gran estatura y grandes espaldas que en un tiempo había sido. Y aún así, siendo consciente de lo que veía, de lo que pasaba, aún se sentía gordo. No pudo evitarlo y se echó a llorar, pero ni siquiera sus sollozos parecían humanos. Su llanto gutural y siniestro lo asustaba, sus propios sonidos le eran desconocidos. No podía mas, se encontraba inmerso en un laberinto en el que no veía la luz, todo era oscuro, cerrado, sin un pequeño atisbo de esperanza de salir, de poder volver a su vida, de ser el dueño, otra vez, de su propia existencia. Y mientras caía de rodillas al suelo le pareció oír sus huesos chocando entre si. Mientras se derrumbaba solo una idea le pareció ser viable, solo la muerte aliviaría su dolor, el dolor de sus padres, de toda su familia y del todos los que lo rodeaban. Entonces se ovilló sobre su propio cuerpo y esa idea de morir se fue asentando poco a poco en su mente, incluso creyó que una pequeña luz de alegría o algo muy parecido a ella se encendía en su interior.
Se quedó así, tumbado en el suelo, rendido sobre su miseria. No dormía pero tampoco era consciente de donde estaba ni de lo que hacía. Su mente ya era incapaz de pensar, sus sentidos estaban cegados. Si en ese momento alguien hubiera entrado a la habitación sus ojos solo habrían visto un despojo humano un muñeco, uno de esos esqueletos que se utilizan en las clases de anatomía.

Sin saber como, una vez mas abrió los ojos y su mirada chocó  contra el techo de su cuarto. Volvía a estar acostado y entubado, pero esta vez ya no se paró a pensar como había llegado hasta allí. Ya no se enfureció con su madre, ni con los médicos, ni siquiera lloró, solo se arrancó las agujas despacio, sin furia. Despegó el esparadrapo y sacó la aguja de su famélico brazo y lentamente se levantó. Sus pasos, cansinos y pesados se dirigieron al pequeño aseo que había en su habitación.
Esa mañana se había levantado ya sin alma, su espíritu se había quedado atrás, muy atrás, cuando todo su infierno comenzó. Durante todo este tiempo su alma lo había acompañado, y había sido ella y solo ella, la que había hecho creer que todavía había algo que merecía la pena. Pero en el momento en que su propia alma se había rendido y  lo había abandonado supo que era el momento. Su existencia que durante todo ese tiempo se había ido extinguiendo poco a poco, había llegado a su fin.
Entró en el pequeño cuarto de baño y con una tranquilidad desconcertante su mano abrió el armario, por última vez miró su rostro en el espejo. Su cara vacía y sin expresión daba miedo. Cogió las cuchillas que su padre le había comprado para el día que pudiera afeitarse, para el día, en que según él, todo volvería a la normalidad,. Entonces vio el reflejo de su piel en la afilada cuchilla y en milésimas de segundo todo acabó, cerró los ojos y dijo adiós al mundo que lo había matado.

Noviembre 1997  

2 comentarios:

Gauchita dijo...

Esto lo escribiste en el 97?
ufff, muy fuerte, niña!

Virlanda dijo...

¡verdad que si? fui una adolescente muy atormentada...