jueves, 3 de mayo de 2012

MARTES SANTO SALESIANO

La Semana Santa de este año no ha sido una semana, llevándo la contraria a los que queremos detener el tiempo y mecer la semana para que se convierta en un año, se saltó el lunes y nos dejó huérfanos y cabizabajos, sin atrevernos a elevar la vista al cielo por si el Martes también desaparecía del calendario...Pero no fué así, este año el Martes si existió, este año la Virgen de las Veredas y el Cristo del Amor vieron el cielo y pisaron las calles de Utrera. 
Como cada Martes Santo, desde que nuestro gran amigo Manuel Orellana es Hermano Mayor de la Hermandad, tenemos el privilegio de ver desde el interior de la Basílica de María Auxiliadora la salida de la Hermandad de los Salesianos de Utrera. Nos han ofrecido la posibilidad de vivir de cerca el ambiente de una salida procesional, los preparativos, las emociones...un privilegio que se apreciar en lo que vale... 
A lo largo de estos años he podido comprobar como esta hermandad ha crecido, y no solo en cantidad sino también en calidad. Se aprecia una mayor coordinación, cada cual sabe dónde tiene que colocarse, cuál es su función...el alboroto es menor y la cofradía se organiza de manera mucho mas rápida y eficaz, solo echo en falta un poco de silencio, pero eso yo siempre lo añoro, esté donde esté...
Para mi esta Cofradía es muy especial y lo es por Manuel, alguien muy importante para nosotros. Su pasión y su manera de ver el mundo nos ha contagiado y nos ha arrastrado irremediablemente hacia el amor a su hermandad porque ni a él ni a mi nos gustan las medias tintas...                                  
Hemos podido ser unos hermanos mas en esta hermandad, estando cara a cara con los titulares, cargándolos en nuestros hombros, acompaándolos en los momentos mas íntimos, alumbrándolos con la luz de nuestra ilusión, captando en imágenes sus rostros desde apenas 3 centímetros...sintiéndo una vez mas Sevilla en todo su explendor (entiéndase Sevilla, como un ente que abarca todos sus territorios) y eso con el añadido de la pasión de quien nos lleva de la mano ante ellos.                                                                                                                                                                                                                                                                             








2 comentarios:

mocrepusculo dijo...

Me llenan tus comentarios, no lloro, aunque no se si de alegría por tener una amiga como tu, o por todo lo ocurrido el Martes Santo. Gracias amiga, no me merezco lo que dices de mi, por que tu es que me ves con buenos ojos. Un beso de corazón de quien siempre tendrás como amigo.

Virlanda dijo...

Eso es lo mejor de los buenos amigos, que siempre nos ven con buenos ojos y se sorprenden cuando alguien no ve las virtudes de sus amigos. Todo lo que ocurre el Martes Santo es mágico y eres capaz de transmitir esa magia a todo el que está a tu alrededor, yo tengo intención de seguir estándolo mucho tiempo y tengo la certeza de que aún me preparas muchas sorpresas llenas de magia y pasión....espero estar a la altura...